.

.

Ultimos Post

jueves, 17 de julio de 2014

Que GPS Me Compro?



* Por Javi D’Ambra


Llega el momento de decidir y nos encontramos con tal variedad de modelos, funciones, tamaños y especificaciones que son capaces de abrumar hasta al más preparado. Según los expertos, el cerebro sólo es eficiente tomando decisiones importantes entre un máximo de cuatro opciones. Por eso, vamos a reducirlas a lo que realmente necesitamos.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es que utilidad le vamos a dar al GPS, (si la respuesta es Geocaching, pensá en otra opción, ya que a eso lo veremos al final) y según la actividad elegida veremos que hay dos tipos de quipos muy bien diferenciados:

  • Los navegadores o asistentes de viaje.
  • Los GPS’s “outdoor” (para el aire libre)

Antes de pasar a hablar de cada uno de ellos es bueno recordar que, lo que todo receptor de GPS hace, es recibir señales desde los satélites y mediante una serie de cálculos determinar de manera muy aproximada la posición del planeta en la que nos encontramos (latitud y longitud). Es muy importante comprender que esta es la ÚNICA información que el aparato obtiene de los satélites. Todas las demás funciones y datos que obtenemos (ubicación en un mapa, como llegar a la casa de mi tía, etc.) se basan en software y datos cargados en el propio equipo.

También es bueno saber que todos los receptores de GPS actuales trabajan con recepción simultánea de 12 canales (es decir reciben información de 12 satélites a la vez) por lo que la precisión que se obtiene es prácticamente la misma en todos ellos, sean estos navegadores o GPS’s outdoor.

Navegadores:


Los navegadores, asistentes de viaje o GPS ‘para el auto’, como se habrán dado cuenta, son el tipo más común y utilizado, por ejemplo, para movernos en una ciudad que no conocemos.

Este tipo de aparatos no funcionan si no tienen un mapa cargado y es lógico que esto sea así ya que su función es indicarle una dirección o punto de referencia y que el equipo nos guíe a destino por el mejor camino y respetando el sentido de las calles, giros, etc. A este proceso se le suele llamar indicaciones “giro a giro” y es la función básica que incluyen todos los modelos. También, la mayoría de los equipos nos dan estas indicaciones de manera verbal, la famosa ‘gallega’. Además, la mayoría permite la incorporación de puntos extras, con alertas de proximidad que permiten por ejemplo alertarnos de badenes o cruces peligrosos.

Estos GPS al estar pensados para llevar en el auto conectados (usualmente al encendedor) no suelen tener una gran autonomía de batería que por lo general no sobrepasa las dos horas.

Aparte de las funciones básicas que acabamos de ver, los equipos de mayores prestaciones van incorporando más y más funciones como planificador de rutas, conexión bluetooth para vincularlo al teléfono, asistente de carril para manejar en autopista (esta función depende del mapa cargado) informe del tráfico (en ciertos países) y hasta TV digital.

Dada la función particular de este tipo de GPS es importantísimo tener cargado un mapa de excelente calidad y actualizado, ya que el mejor equipo sin un mapa no sirve de mucho.

GPS’s Outdoor:




Son los preferidos de los aventureros y amantes del aire libre, ideales para montañismo, trekking, pesca, etc.

Estos equipos están diseñados para un entorno mucho más hostil que el interior de un vehículo, por lo general son resistentes a los golpes y la humedad, algunos son sumergibles y otros hasta flotan, de manera de no perderlos si se nos caen del bote, en general tienen una pantalla que se puede ver perfectamente a la luz del sol sin retroiluminación.

La gran mayoría de estos GPS’s incorporan funciones como registro de trayecto (track), es decir guardan el camino que realizamos y tienen capacidad de hacer “track-back”, es decir indicarnos como volver sobre nuestros pasos. En este tipo de aplicaciones no es necesario contar con un mapa, ya que usualmente se utilizan en zonas donde no hay camino, aunque la mayoría de los modelos permiten cargarlos e inclusos guiarnos giro a giro cuando estamos en la ruta o ciudad.

Ya que no sabemos cuánto tiempo nos internaremos en la montaña, estos aparatos tienen una gran autonomía, que suele llegar hasta 24 horas de uso continuo, e incluso permiten cambiarle las pilas o baterías.

Los diferentes modelos van incorporando gran variedad de funciones como pueden ser: calendario lunar, brújula electrónica, altímetro barométrico, imágenes satelitales, etc.

¿Y el geocaching?



Bueno, si querés saber qué tipo de GPS es mejor para el geocaching la respuesta es, cualquiera, la decisión pasara por que otro tipo de uso le quiero dar o que tipos de caches quiero buscar, ya que en caches muy alejados de los caminos la autonomía será una limitación. En general, si aman el aire libre y el geocaching inclínense por un GPS outdoor.


Ya elegí que tipo de GPS quiero pero… ¿Qué son todas esas funciones?

Vimos que hay dos tipos principales de equipos GPS, pero dentro de cada uno hay muchísimos modelos con gran variedad de funciones, veamos algunas de ellas para entender qué son, cómo funcionan y si realmente nos sirven para lo que queremos.

Empecemos con los navegadores. 

Voces TTS

Casi todos los navegadores ‘hablan’, en general con voces pregrabadas como la clásica ‘gallega’ (voces no TTS) pero algunos incorporan voces TTS o text to speach (de texto a voz) que no es otra cosa que voces sintéticas computarizadas capaces de pronunciar las indicaciones leyendo los nombres de las calles indicados en el mapa.

Asistente de carril o lane assist

Esta función tiene que estar soportada tanto por el equipo como por el mapa cargado. Se trata de un aviso que al circular por una autopista nos indica en que carril nos conviene colocarnos en función de la próxima maniobra que debemos hacer, normalmente aparece como un dibujo de carriles con flechas en un pedazo de la pantalla.

Junction view o vistas de cruces

Al igual que la anterior esta función debe estar soportada por el equipo y por el mapa. En este caso, al acercarnos a una encrucijada importante, se muestra en la pantalla durante unos segundos una foto o una imagen de gran realismo de la vista que tendremos en ese cruce con las indicaciones de la maniobra que debemos realizar.

Alertas de tráfico

Esta opción incluida en algunos equipos consiste en un receptor de radio incorporado en el GPS que recibe una señal desde una central con la información del tránsito, de esta manera, el Navegador ruteará por las calles menos congestionadas. Para que esta opción funcione, debe existir en la zona una central que transmita el estado del tránsito, por el momento esto no está disponible en Argentina.

Planificador de rutas

Esta es una función que, a pesar de ser muy sencilla, no todos los navegadores la incorporan. Consta de la posibilidad de planear la ruta que deseamos realizar de antemano incorporando, además del inicio y el destino, puntos intermedios, dejando librado al cálculo del GPS sólo los trayectos entre estos puntos. Esta planificación puede llevarse a cabo en el propio aparato o por medio de un software en la PC luego transferirlo al GPS (en el caso de la marca Garmin, ese soft puede ser Mapsourse o Basecamp).

Otras funciones

Además de las vistas podemos encontrar varias funciones más, entre ellas tenemos.

  • Conexión Bluetooth para el teléfono, agenda, etc.
  • Reproductor de MP3
  • Computadora de viaje
  • Consumo de combustible estimado
  • TV
  •  Visor de fotos


Pasando ahora al mundo de los GPS’s outdoor, veremos que aunque estos incluyen algunas funciones básicas de los navegadores, como guía giro a giro, su verdadero valor se encuentra en varias funciones específicas que pueden incorporar y veremos a continuación:

Registro de trayecto y track-back

Estas son dos funciones muy importantes y que están sumamente relacionadas entre sí. El registro de trayecto (o track) consiste en una memoria que va guardando el camino que vamos realizando y nos permite, si queremos, mostrarlo en la pantalla, este trayecto guardado es independiente de los datos del mapa, es decir queda registrado aunque estemos en ‘el medio de la nada’. Algunos navegadores incluyen también esta función.

El track-back (que podríamos traducir “volver sobre nuestros pasos”) es una función incluida en la gran mayoría de los outdoor, pero no así en los navegadores. Consiste en que el equipo nos indique como volver sobre un track guardado anteriormente y nos alerta si nos apartamos del mismo. Esta función es muy importante por ejemplo en el caso que nos hayamos adentrado en el monte y no estemos seguros de cómo salir, siempre podremos retornar por donde vinimos, es como marcar el camino con migas sin el riesgo que los pájaros se las coman.

Brújula electrónica

Es simplemente eso, una brújula, pero veamos los detalles:

Cualquier GPS puede indicarnos el norte, pero para ello es necesario moverse, ya que si estamos quietos el aparato sabe dónde ‘está’ pero no para donde ‘mira’. La brújula electrónica es un sensor magnético capaz de identificar el norte estando quieto (al igual que una brújula clásica), hoy en día es muy común también en smatphones. Un detalle es que necesita calibrarse para corregir las alteraciones magnéticas de la zona, pero esta es una tarea muy sencilla (usualmente darle dos vueltas al GPS).

Si bien esta función no es fundamental y se puede suplir moviéndose un poco puede ser útil en algunos casos, por ejemplo, si tenemos que ubicar una dirección hacia dónde mirar desde la cima de un cerro.

Altímetro barométrico (o simplemente barómetro)

El barómetro es un instrumento que permite medir la presión atmosférica (hay todo un estudio de cómo medirla de manera normalizada, que no veremos acá pero los invito a investigar) y como se sabe la presión atmosférica disminuye con la altura, es decir que conociendo la presión podemos inferir la altura a que nos encontramos. Sin embargo no todo es tan sencillo, ya que la presión atmosférica varia también por cuestiones climáticas, por lo tanto para conocer la altura con exactitud el altímetro deberá calibrarse prácticamente todos los días a partir de una altura exacta conocida en un punto o una presión exacta conocida en un momento.

Entonces, si es tan complicado saber con exactitud la altura, ¿para quiero el altímetro? Y aquí lo interesante es que podemos hacer varias cosas sin tenerlo necesariamente calibrado, por ejemplo, puedo saber la diferencia de altura entre la base y la cima de un cerro que subí aunque no sepa su altura exacta. Otra aplicación interesante es la de predecir tormentas… Sí, predecir tormentas. Se sabe que en ciertas condiciones una caída abrupta de la presión atmosférica es pronóstico casi seguro de tormentas fuertes, entonces, si estamos en el campo, hay algunas nubes, y vemos que la presión cae rápidamente, busquemos refugio urgente porque “se viene”, y esta creo es la mejor utilidad para un barómetro en el uso outdoor (y a esto lo saben bien los navegantes).

Imágenes georeferenciadas

Algunos equipos permiten cargarle, aparte de los mapas normales, archivos de imagen georeferenciados (llamados custom maps). Estas imágenes pueden ser un mapa dibujado de alguna zona o también imágenes satelitales, estas imágenes deben tener la información de las coordenadas para que el equipo la ubique en el lugar correcto y de esta forma poder “navegar la imagen”

Estas imagen las podemos generar y georeferenciar nosotros (por ejemplo desde google earth) o las podemos descargar desde algún servidor a tal fin, por ejemplo Garmin ofrece un servicio pago llamado Birdeyes que permite descargar fotos satelitales de todo el mundo y cargarlas en GPS’s compatibles.

Otras funciones

Aparte de las descritas también podemos encontrar:

  • Calendario lunar y de pesca
  • Horario de salida y puesta del sol para el lugar exacto
  • Perfil de alturas
  • Alerta de desvío de dirección establecida


Aparte de todas las características que hemos visto, existen otras más o menos importantes o que van con el gusto del usuario como tamaño de la pantalla. También hay distintos tipos de antenas u otras cuestiones más técnicas que les invito a investigar si les interesa.

Pero con lo visto espero sea más que suficiente para poder encontrar el GPS para cada uno.








viernes, 18 de abril de 2014

Micro Contenedor (Geocache)


Este How To te enseñará cómo hacer un pequeño recipiente con dos tapas de botellas y un cuello de botella. Es una gran manera de reciclar botellas en desuso. El contenedor se puede utilizar como un geocaché micro. 

Paso 1: Materiales


Para hacer el contenedor básico, se necesita: 1. Una botella de gaseosa de plástico con tapa 2. Otra tapa de gaseosa mas pequeña 3. Tijeras para convertirlo en un geocaché, necesitarás además de eso: 4. Un marcador permanente oscuro 5. Un lápiz 6. Una pistola de pegamento en barra 7. Una cierra 8. Una hoja de papel

Paso 2: Cortar la Botella.




El primer paso para cortar el cuello de la botella es perforar a través de la cara. Luego, cortar un círculo amplio alrededor del cuello, como en el cuadro 2. (Asegúrese de reciclar la gran sección izquierda de la botella). A continuación, cortar la botella en el punto donde el cuello se empieza a ensanchar, como en la imagen 3. La pieza debe tener un anillo de plástico recto saliendo de la parte superior roscada, con un borde relativamente suave, como en la última imagen

Paso 3: Uniendo la parte superior y la inferior



Ahora vamos a poner la tapa mas pequeña en la pieza de plástico que acaba de cortar.  Coloque la tapa sin apretar en la parte superior de la pieza superior. Para unir las piezas, pisela suavemente con su talón , con la pequeña tapa en la parte inferior como se ve en la foto dos. Usted no tiene que estampar muy fuerte hacia abajo. Después de escuchar dos chasquidos, el tapón se unió.  El resultado es una tapa a rosca en el cuello de otra tapa. La imagen tres, muestra el grado de tensión que debe tener. En este punto, el recipiente está casi terminado.

Paso 4: Haciéndolo Hermético




 Como una capa adicional de defensa contra la humedad, he usado pegamento caliente. Conecte su pistola de pegamento caliente para empezar. coloque un cordón de pegamento caliente alrededor de la unión entre la pequeña tapa y el plástico de la parte superior. Trate de colocar el cordón de pegamento en forma recta alrededor del contenedor. Evite las manchas de pegamento haciendo girar el recipiente en sus dedos a un ritmo constante. Ahora vas a tener un recipiente que se mantendrá libre de humedad, suciedad, etc.

Paso 6: Etiquetado



 Marque el recipiente para que la gente sepa de qué lado se abre, en qué dirección, y que han encontrado un geocaché. La parte superior, con la gran tapa que se enrosca, con la etiqueta "OPEN" (Abrir). Dibuje flechas claras para mostrarles hacia dónde girar.  En la pequeña tapa, escriba "GEO" para mostrar que se trata de un geocaché.

Paso 7: Mini Lápiz




Ningún lápiz ordinario cabrá en este recipiente pequeño, pero todavía puede tener uno. En primer lugar, mida el lápiz y marque dónde cortar con la cierra. Luego, córtelo por la marca. Debido a que es tan pequeño, sólo pase la hoja de la sierra hacia atrás alrededor del lápiz, y luego quiebrelo con la mano.  Esto será el  lápiz con el que la gente puede firmar el registro.

Paso 8: Logbook



 

Es necesario un libro de registro para que los geocachers puedan firmar. Mida la altura del recipiente, y márquela en el papel. Doble el papel a la altura de esa marca y, corte por el pliegue. A continuación, tendrá una hoja de papel del tamaño correcto para ser enrollado en el contenedor. Si desea más espacio, considere hacer dos o tres de estas tiras y abrochelas juntas. Finalmente, etiquete el registro como en la imagen 3. Asegúrese de incluir instrucciones, la etiqueta de "LOG", y un lugar para que el FTF (primero en encontrar ) firme.  

Paso 9: Producto Final



Armar el geocache enrollando el papel del interior, alrededor del pequeño lápiz, a continuación, cierre con la tapa a rosca. Todo lo que tiene que hacer es ir ocultarlo! Hacer un montón para un multi-caché, o simplemente publicar uno. Sea creativo y vea cómo se puede camuflar.

BONUS TRACK: Metodo Alternativo





Tome los cuellos de dos botellas de refresco de 20 oz. Corte justo debajo del borde del cuello con una sierra para metales. Utilice cemento para PVC para pegar los dos cuellos juntos.  No hay necesidad de marcar indicaciones de torsión ya que ambos extremos se pueden desenroscar para abrir el cache.

jueves, 17 de abril de 2014

Geocaching Intro, Geocaches para todos y todas



El Geocaching es la aventura de búsqueda de tesoros en el mundo real que está sucediendo ahora mismo, a tu alrededor, es un juego que revela un mundo más allá de lo cotidiano, donde la posibilidad de un nuevo descubrimiento se esconde debajo de los bancos del parque, en el bosque, y, probablemente, a pocos pasos de donde estás ahora.  Para los recién iniciados, Groundspeak acaba de lanzar Geocaching Intro, una nueva aplicación gratuita para celulares con Android 4.0 o superiores,  (existe también una versión para iPhone) diseñada para ser el compañero ideal para dar los primeros pasos en el mundo del geocaching. Usted será guiado a través de la aventura de la búsqueda de sus primeros geocachés, recomendando los mas sencillos, Hay consejos, sugerencias e instrucciones para geocaching, así como en el uso de la aplicación. Idiomas soportados: - Inglés - Alemán

 

A continuación les dejo los links:
 


 
 




domingo, 23 de marzo de 2014

Se puede aumentar la precisión del GPS?



Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) han desarrollado un nuevo sistema que mejora el posicionamiento de los GPS convencionales en entornos urbanos hasta un 90 por ciento y que puede integrarse a un coste muy reducido en cualquier vehículo.

¿Te imaginas buscar cachés con un error de tan solo 2 metros (real) en ciudad o lugares encajonados?. Pues esto será posible gracias a las investigaciones de un grupo de la Universidad Carlos III de Madrid.

El sistema, basado en fusión sensorial, ha sido diseñado y desarrollado conjuntamente por los grupos de Inteligencia Artificial Aplicada (GIAA) y el Laboratorio de Sistemas Inteligentes (LSI) de la UC3M. El prototipo integra la señal de un GPS convencional con las de otros sensores (acelerómetros y giróscopos) para reducir el margen de error en la ubicación. “Hemos conseguido mejorar el posicionamiento de un vehículo en casos críticos entre un 50 y un 90 por ciento, dependiendo del grado de degradación de las señales y el tiempo que afecta la degradación al receptor GPS”, indica David Martín, investigador del LSI.

Básicamente un giróscopo es capaz de detectar los cambios de orientación el espacio. El acelerómetro se encarga de medir la aceleración. Combinando estos dos sensores, somos capaces de saber cuánto nos movemos y hacia dónde. Con estos datos y partiendo de una posición inicial podemos saber dónde estamos. Hoy en día estos sensores están combinados en un solo chip que recibe en nombre de IMU (inertial measurement unit). Si lleva 3 giróscopos y 3 acelerómetros, uno para cada eje, decimos que es una IMU de 6 ejes. Si además incorpora un sensor de campo magnético de 3 ejes para detectar el campo magnético de la tierra, entonces será de 9 ejes. Esto que parece tan complicado, va integrado habitualmente en cualquier smartphone actual.

La nueva idea es combinar de manera inteligente los datos que nos proporciona el GPS con los datos de posición suministrada por una IMU, corrigiendo con ellos los datos imprecisos del GPS cuando pierde la cobertura de satélite. La gran ventaja de este sistema es que una vez que tienes los sensores necesarios, todo el trabajo se limita a que el software de control haga los cálculos necesarios para procesar esta información. Por eso, es bastante posible que veamos en poco tiempo incorporada a nuestros GPS esta nueva tecnología.

Un excelente avance, sobre todo si tenemos en cuenta que hasta principios del siglo XX los errores en la determinación de la posición podían ser de kilómetros.

viernes, 21 de febrero de 2014

Las reglas de etiqueta en el Geocaching

Ahora que usted ha contestado a la pregunta, "¿Qué es Geocaching?" y ha visto la guía del principiante para encontrar un geocaché, es el momento de hacer la transición a geocaching de nivel profesional. Este video tiene consejos para llevar su juego al siguiente nivel y directrices que cada geocacher debe saber.


(Activar subtitulos en español!!)

domingo, 2 de febrero de 2014

Un juego que nació gracias al GPS



El geocaching gana adeptos; se trata de la búsqueda de tesoros que pueden estar escondidos en la ciudad o en el campo; el premio en sí no es lo importante: la aventura, sí lo es (*)

Aventura, juego y tecnología son los ingredientes más sobresalientes en la receta del geocaching, la versión new age de la búsqueda del tesoro. Este movimiento lúdico inicia cuando un participante prepara uncaché (el tesoro, en la jerga), elige un escondite y publica en foros especializados las coordenadas y fotografías del lugar, con el ánimo de que otros se lancen a la búsqueda. Aquel que avanza en la dirección correcta y da con el botín estampa su firma en la bitácora o "logbook", toma alguno de los obsequios allí dispuestos (generalmente libros, discos, bijouterie, elementos de la naturaleza, pines o souvenirs; aunque existen regalos más sofisticados, como dispositivos tecnológicos) y deja a cambio algún otro objeto. "Un buen geocacher no toma un objeto sin dejar uno él también", versa una de las máximas de esta disciplina. Vuelve a esconder el caché y regresa al sitio web de origen para contar su experiencia, las particularidades del caché y de la zona, y las curiosidades aparecidas en el camino hacia el tesoro.
La singularidad de esta práctica radica en que en vez de buscar con la asistencia de un mapa de papel y una brújula que señala el norte del globo, la pesquisa es comandada por un dispositivo GPS. Si bien los hay de mayor precisión, son útiles para jugar los que se usan comúnmente en los automóviles y aquellos que se integran muchos de los teléfonos móviles del mercado. En relación con los smartphones, existen herramientas dispuestas en las tiendas de aplicaciones que proveen coordenadas, indicación de cachés próximos al usuario y consejos para la práctica: las hay para los sistemas operativos más populares del sector. Sólo hay que afinar el lápiz en Google Play, iTunes o Windows Phone Marketplace.

CACHÉS EN EL MUNDO

En mayo del año 2000, el gobierno estadounidense encabezado por Bill Clinton permitió al usuario común aprovechar los beneficios de los satélites dispuestos para el posicionamiento. Con anterioridad a esta apertura, la eficiencia de los receptores comerciales era menor en relación a la que utilizaban las fuerzas militares, por entonces dueñas de la precisión plena del GPS.
Enterado de la noticia, David Ulmer, miembro de un foro dedicado a este tipo de tecnologías, decidió celebrar: escondió un tesoro, compartió las coordenadas e invitó a ir en su búsqueda haciendo uso del reforzado GPS. A catorce años de aquella piedra fundamental para la actividad, la misma goza de vigor a nivel global: según Geocaching.com, sitio de referencia a nivel mundial, existen más de 6 millones de practicantes que buscan más de 2 millones de tesoros escondidos en distintos países.
Hay cachés dispersos en los cinco continentes, algunos se esconden bajo el océano, e incluso existe uno en la Estación Científica Almirante Brown, en la Antártida (los detalles en http://coord.info/GC13ZJ3).
Si bien los tesoros aparecen corrientemente en espacios al aire libre, los hay también en centros urbanos; estos últimos suelen ser microcachés, habitualmente dispuestos en envases pequeños como rollos de fotografía y camuflados, a fin de pasar inadvertidos en ambientes muy transitados y apartados de manos intrusas (no se inquieten, más adelante le damos más pistas sobre esta práctica).
Existen muchas especies de tesoros: hay una modalidad en la cual el premio es alojado en un dispositivo de almacenamiento USB; otros que proponen entregar enseñanzas sobre el planeta tierra, y, entre tantas, hay una variante denominada multicaché que consiste en una secuencia de pistas las cuales, al término, conducen al anhelado tesoro. Para dar rienda suelta a la búsqueda no es imperioso esperar un evento particular o una reunión establecida: los cachés esperan a tiempo completo la llegada de un explorador quien, al retirarse, deberá esconderlo en el mismo sitio donde lo halló.

BÚSQUEDAS EN CELESTE Y BLANCO

En nuestro país el juego se practica desde el año 2001 (el primer tesoro registrado apareció en Concordia, Entre Ríos, cerca de Salto Grande), siendo setecientos los usuarios activos en la actualidad en busca de alrededor de seiscientos cachés dispersos en el territorio argentino, según explica a LA NACION Fernando Sosa, responsable del sitio web que concentra al geocaching vernáculo.
Kariher , seudónimo de Karina Sosa Villamil, una asidua geocacher local quien elige practicar esta actividad con su marido e hijos, cuenta que el premio "es el hallazgo en sí sin importar lo que haya dentro del contenedor".
No obstante, añade que también es relevante ser el primero en llegar, hecho que entrega una suerte de estatus y que "la búsqueda ya es un tesoro, por el lugar que se conoce, el esfuerzo realizado o el misterio que encierra".
No existen requisitos para participar en el juego, según afirma Sosa. "Lo practican desde chicos de seis y siete años hasta adultos de cualquier edad, no existen limitaciones físicas para hacerlo. Por supuesto que la mayor parte de los geocachers son amantes de la naturaleza y combinan sus salidas con senderismo, acampadas, ciclismo, kayakismo, etcétera, pero también hay quienes esconden y buscan cachés en ciudades y centros urbanos. Sólo basta con ser metódico, respetar a los demás y al medio ambiente y, si es posible, tener un GPS o un celular con GPS. El resto es sólo ganas de divertirse."
Sosa opina que el geocacher argentino no es diferente de cualquier otro en el mundo. "Muchos de los visitantes de nuestros cachés son extranjeros, por lo cual tratamos de mantenernos dentro del mismo estilo y costumbres en que se practica en todo el mundo", explica.
Por el contrario, Kariher subraya algunos signos distintivos del practicante local: "Aún no somos muchos y tratamos de ayudarnos y estar en contacto, a diferencia de Europa donde son miles como para conocerse (...). Por lo general escondemos cachés en zonas turísticas o de atractivos para valorizar nuestro país y generar el interés por el lugar".
Además, sostiene la exploradora, "el argentino escribe textos más largos de agradecimiento o alabando el lugar y sube fotos del hallazgo a la página".

CON UN TOQUE DE MAGIA

Uno de los tesoros más célebres a nivel global hace pie en la Argentina: se trata de uno activado por el geocacher tucumano Arieltuc, el cual se postula como "un centro de intercambio de DVD" y que ha sido elegido como uno de los mejores cachés del país en 2013.
Este usuario, uno de los más activos en el medio local, explica la importancia de ser discretos a la hora de esconder un tesoro. "Los que desconocen este juego son conocidos como muggles(término tomado de las aventuras de Harry Potter). Lamentablemente, suele ser gente que por curiosidad o maldad boicotean esta sana actividad destruyendo los cachés". Y agrega: "Siempre hay que tener discreción, no llamar la atención y saber encontrar un escondite que pase inadvertido".
En el foro de geocachingargentina.blogspot.com.ar aparece no solamente el listado de los cachés locales; también se indican los eventos venideros y se debate en torno a esta disciplina a la cual muchos de los practicantes no dudan en calificar como un deporte, a causa del movimiento que envuelve su práctica. Adicionalmente, el geocaching se postula como un original modo de hacer turismo, conocer nuevos paisajes e incluso cuidar el medioambiente. Sobre este último punto, desde el año 2002 la comunidad de geocaching impulsa una iniciativa denominada "Tesoro sí, basura no", la cual propone limpiar parques y otros espacios al tiempo que se avanza hacia el botín, recogiendo los desechos que aparezcan en el camino e impulsando planes de reforestación. Finalmente, esta práctica se figura como una buena excusa para salir con amigos y familia en el marco de una actividad alejada de lo tradicional.
En relación con la práctica en grupo, dice Kariher : "Comenzó a jugarlo mi papá y me contagió el gusto; lo mismo trato de hacer ahora yo con mi familia. Por lo general buscamos durante las vacaciones, cargamos previamente el GPS con las coordenadas, el celular con las fotos y las pistas. Mis hijos disfrutan de buscar e intercambiar regalos, ¡pero también han preguntado por qué no podemos ser una familia normal que descansa en vacaciones!"
(*) Artículo publicado en el diario La Nación, por el periodista Uriel Bederman con fecha 25/01/14

miércoles, 29 de enero de 2014

Informe Geocaching 2013

Concluido el 2013, como cada año publicamos nuestro informe estadístico del geocaching argentino:

Sumando los 30 cachés de la Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur, Argentina finaliza el 2013 con un record de 582 cachés online. Si los dividimos por provincias, vemos como continúa la "pelea" entre Provincia de Buenos Aires y Córdoba por el primer puesto (son las únicas que tienen mas de 100 cachés). Los mayores crecimientos se dieron en Tucumán que llegó al tercer puesto con un crecimiento del 103%; pero la sorpresa está en San Luis, que saltó al quinto puesto al pasar de 8 a 43 cachés en tan sólo un año (438% de crecimiento… ¡Qué locura Grinpol!)

La única provincia que decreció fue Santa Fe: Parece que los geocachers rosarinos se tomaron un largo descanso. Al igual que en el informe del año pasado, vemos que todavía quedan 4 provincias sin cachés: La Rioja, Formosa, Chaco y Corrientes.
Una buena noticia es que el crecimiento interanual 2011-12 de 45% saltó al 55% para el 2012-13, lo que representan 38 cachés mas por el aumento de la tasa de crecimiento.

Cachés por prov. argentinas y por año

2013
2012
2011
Buenos Aires
120
76
48
Córdoba
104
55
47
Tucumán
67
33
14
Mendoza
50
37
21
San Luis
43
8
5
CABA
40
34
20
Tierra del Fuego
38
33
28
Salta
15
11
7
Santa Fe
15
16
14
Neuquén
15
13
13
Santa Cruz
15
13
11
Río Negro
14
12
9
Chubut
10
6
5
Entre Ríos
9
6
6
Catamarca
7
5
1
Misiones
5
5
5
Jujuy
5
3
1
Santiago del Estero
5
5
0
San Juan
4
3
3
La Pampa
1
1
0
Chaco
0
0
0
Corrientes
0
0
0
Formosa
0
0
0
La Rioja
0
0
0
TOTAL ARGENTINO
582
375
258
% DE AUMENTO
55%
45%

Nota: Tierra del Fuego incluye a la Antártida e Islas del Atlántico Sur.


Al clasificar los cachés físicos por la fecha en que fueron escondidos, vemos como año a año se fue creciendo y como los meses de vacaciones (Ene, Feb, Mar y Jul) son los favoritos a la hora de esconder. Marzo del 2013 tiene el record de 36 cachés escondidos. Sin dudas la compra comunitaria que hicimos ayudó en buena medida… ¿Para cuándo haremos una nueva?.

Un detalle interesante es que el caché mas viejo de país no es el entrerriano GC181D del Pirata Morgan (todavía online) del 21/08/2001 como todos creíamos: Por 37 días el GC10E9 (archivado) escondido el 15/07/2001 en el Parque bonaerense de Pereyra Iraola fue el primer caché argentino… pensar que en esos tiempos no habían moderadores y se podía poner virtuales por todos lados… si hubiera tenido un gps.


Cachés físicos argentinos, clasificados por el mes de su escondite

Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Sep
Oct
Nov
Dic
TOT
2001






1
1



1
3
2002










1

1
2003

1








1

2
2004

1

1




4



6
2005
4
1
5
1
1

5
1


2

20
2006
4
2
2

2
1



1
6

18
2007
2
10
2


4
2
1
3
1
3

28
2008
3
3
1



3

1

2
7
20
2009
11
8
4

1
4
7

3
12
11
10
71
2010
5
11
10
12
4
3
5

6
8
5
7
76
2011
7
2
10
22
4
4
11
4
8
7
12
10
101
2012
13
19
5
12
17
10
18
8
3
9
6
4
124
2013
23
30
36
19
5
10
26
14
19
11
11
6
210

72
88
75
67
34
36
78
29
47
49
60
45
680

11%
13%
11%
10%
5%
5%
11%
4%
7%
7%
9%
7%
100%
Nota: Del total de 680 cachés, 98 están hoy archivados.


Si clasificamos los cachés por los autores de los mismos, vemos que se pueden sacar muchas conclusiones:

La principal es que el geocaching no es para cualquiera: Hay gente que se entusiasma,  pone muchas ganas (y cachés) al principio y luego desaparecen. Sin embargo su obra queda y sobrevive gracias al buen lugar elegido como escondite o al trabajo de los que quedamos y nos hacemos cargo en mantener sus cachés (pidiendo un “mísero” found it a cambio). En la tabla estadística se muestra como año a año lentamente van bajando la cantidad de cachés online, dando una tasa negativa o nula.

Que no decaiga: Si bien hay gente que desaparece, hay otros que se suman, y cada vez ¡SOMOS MAS! (antes eran 5, ahora somos 6 ó 7, pero de que somos mas, somos mas).

Sin dudas, la compra comunitaria ayudó a que se potenciara la actividad: Va el reconocimiento para javiermanlavalle que tuvo un incremento en un 117%, jabry_team de 133% y kariher del 144%. La revelación del año es Grinpol que en un sólo año llegó al segundo puesto con 59 cachés escondidos: Nunca nadie escondió tantos caché en un sólo año (en todo me pisa los talones este muchacho, el consuelo es que lo deja a fhsosa en un tercer puesto). Esperemos que en el 2014 los amigos del sur (en realidad todos están al sur mío) como PanchoChia, serzeb03, Felis Insanis y lucast65 puedan sumar mas de lo que hicieron en el 2013.

En general todos los del foro hemos contribuido este 2013 a que la Argentina crezca en cachés: Es hermoso como cada granito de arena de cada uno de nosotros suma a un todo.


Cachés argentinos div por autor y año (mín 6 cachés)
AUTOR
2013
2012
2011
 12/13
 11/12
arieltuc
82
44
16
86%
175%
grinpol
59




fhsosa
45
26
14
73%
86%
javiermanlavalle
26
12

117%

kariher
22
9

 144%

epoli
20
22
23
-9%
-4%
aleiov
18
18
19
0%
-5%
SpanishPlanet (Daniel Pütz)
12
13
10
-8%
30%
Luis959
12
9

33%

gaturro&conejiten(ding dong)
11
12
16
-8%
-25%
pieomy
11
11

0%

lucast65
11
9

22%

Felis Insanis
9




blueberry_clau
7
5

40%

jabry_team
7
3

133%

PanchoChia
7




plexy
6
6
5
0%
20%
serzeb03
6
4
4
50%
0%


Haciendo un análisis parecido, pero con los países de Unasur, se ve que Brasil sigue siendo inalcanzable en el primer puesto: En el 2012 crecieron 258 cachés (Argentina 117) y en 2013, 315 (Argentina 207). Distinto es el caso de Chile en el segundo que crece a una tasa baja en comparación a Argentina que esta tercera.

Seguramente este 2014 Argentina llegará al segundo puesto como pronosticamos en el informe del año pasado. Queda la duda en saber cuantos cachés tiene que tener un país para que la gente de geocaching se tomen el trabajo en dividirlos por provincias, como lo hicieron con Brasil.


Cachés de la Unasur div por país y año
Pais
2013
2012
2011
 12/13
 11/12
Brasil
1434
1119
861
28%
30%
Chile
625
571
548
9%
4%
Argentina
582
375
258
55%
45%
Colombia
282
238
160
18%
49%
Ecuador
128
119
113
8%
5%
Perú
119
73
46
63%
59%
Venezuela
70
71
61
-1%
16%
Bolivia
58
59
54
-2%
9%
Uruguay
22
17
14
29%
21%
Paraguay
19
19
12
0%
58%


CONCLUSIONES

Hace una año dijimos: “…lo mas llamativo es la…” “…prácticamente nulidad de cachés en ciudades tan importantes como Mendoza y Córdoba. Tengo fe que pronto se sumarán geocachers de esas ciudades y regiones, todo depende de la ciudad de residencia de los locales, así como la manija que nos demos entre nosotros en el foro.” “Para el 31/12/13 mis números dicen que tendremos entre 550 y 650 cachés”.

Hoy veo como mis palabras fueron proféticas (en un lapsus de fanatismo me juego a decir que salimos campeones en Brasil con otro maracanazo como en el ‘50).

Volviendo al tema que nos incumbe, me arriesgo que para éste 2014 se sumarán nuevos amigos del litoral, región muy atrasada en cachés (pero no demográficamente hablando). Puntualmente me juego por santafesinos que harán recuperar a su provincia en cantidad de cachés (no puede ser que Rosario sea el único lugar con cachés de Santa Fe).

También es posible que se sume mas gente del AMBA, lo que dará un aumento de cachés en el Conurbano Bonaerense y en barrios alejados del centro de la CABA.


Para el 31/12/14 calculamos que tendremos entre 800 y 900 cachés; y que Argentina estará en un cómodo segundo lugar dentro de los países de Sudamérica.

(Colaboración: Arieltuc)